Logocarla

Aprende a hacer helado vegano, la receta de la temporada

helado vegano

Llega el buen tiempo y a todos y todas nos apetece tomarnos algo fresquito para soportar el calor. Las opciones son varias y tenemos la fortuna de que todas ellas cuentan con el sello vegano, pero hoy queremos enseñaros a hacer helado vegano.

Con esta receta deliciosa tus postres darán que hablar a los comensales en tus comidas con amigos y familiares y, por supuesto, será el acompañante perfecto en tu sobremesa.

Si quieres descubrir sus ingredientes y el paso a paso para cocinarlo, ¡no pares de leer este artículo!

¿Qué tiene el helado vegano?

Con el paso del tiempo, los helados artesanales se han consolidado como una opción ideal para los que rechazan los alimentos ultra procesados y sobrecargados de azúcar. Los ingredientes que dan protagonismo al sabor son numerosos hasta límites insospechados: desde el clásico sabor a galleta, hasta los alternativos sabor a espaguetis o a carbón.

Como no podía ser menos, los veganos también tienen cabida en estas invenciones culinarias y han conseguido hacer helado vegano. Con ello, consiguen reinventar un postre tan demandado como este hecho a base de leche.

Podría decirse que las opciones son tan amplias como tipos de leche hay en el mundo más allá de la de vaca: soja, almendras, coco, arroz, etc. ¡Ah! y no nos olvidemos de las bases con chocolate, con un sabor mucho más intenso que el de las leches vegetales.

Un helado hecho para veganos e intolerantes

Después de leer las últimas líneas, ya os podéis imaginar que este helado vegano es el amigo de los intolerantes a la lactosa y al gluten. Es decir, se trata de un alimento vegano apto para todos los públicos, por lo que tendrá muchos adeptos y adeptas allá por donde vaya.

Aparte de lo sumamente beneficioso que es la aparición de los helados veganos en nuestro espectro de productos para comer, existe otro punto a favor. Al igual que pasa con los helados hechos de forma casera, estos también prescinden de las habituales grasas hidrogenadas presentes en los de producción industrial. Eso es, los helados veganos están «libres de grasas trans«.

Ventajas del helado vegano vs helado tradicional

Cuando la versión vegana mantiene el sabor de la original, no hay ningún punto en el que la última salga victoriosa frente a la primera.

Si nos vamos a la opción de los helados tradicionales, los ingredientes hablan por sí mismo. La composición de los helados tradicionales suele contener ingentes cantidades de azúcares. Pero, no sólo esto, también cuentan con los archiconocidos aceite de pala, colorantes, saborizantes artificiales, aditivos y otros tantos que son perjudiciales para nuestro organismo.

En contraposición, tenemos nuestros deliciosos helados veganos. Estos han pasado a ser la alternativa saludable para muchos lineales en los supermercados, ya que los helados veganos son aptos para intolerantes a la lactosa.

Concluyendo, podemos resaltar que los ingredientes de los helados veganos son muy completos a nivel nutricional, puesto que contiene proteínas, fibra, hierro, vitaminas del grupo B, vitamina D y E y, por supuesto, calcio. Sin lugar a dudas, comprar o fabricar helados artesanales veganos es una opción más que adecuada para la gente con problemas de diabetes y para los que controlan las calorías y grasas que ingieren a diario.

¿Cómo hacer helado vegano en casa?

Los que me leéis más a menudo, sabéis que siempre me guardo lo mejor para el final y tratándose de un postre, no podía ser menos. De entre todos los sabores, me declaro fan de la vainilla, por lo que la decisión no ha sido difícil de tomar.

Ingredientes para hacer helado veggie

El helado vegano de vainilla que os voy a plantear consta de muy pocos ingredientes para su elaboración y los pasos a seguir para obtener el resultado son de lo más sencillos para seguir. Si estáis preparados/as, empezad por abrir la despensa en busca de los siguientes ingredientes:

  • 2 tazas de anacardos crudos y sin sal (300 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 lata de leche de coco (400 ml ó 15 oz)
  • 1 cucharadita de coco rallado
  • 1 vaina de semillas de vainilla
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla.

Elaboración de helado veggie

  1. Ablanda los anacardos dejándolos en agua durante medio días.
  2. Extrae las semillas de vainilla de su vaina cortándola a lo largo y raspando su interior. Deshazte de la vaina vacía.
  3. Vierte todos los ingredientes en un bol y bátelos hasta que formen una masa homogénea. Deposita la masa en un recipiente hermético y guárdalo en la nevera durante unas 8 horas en busca de la textura deseada. Remover la mezcla cada 30 minutos durante las 3 primeras horas para evitar la formación de cristales.
  4. Extraemos el recipiente con la mezcla y vamos echándolo en un bol mientras que lo batimos hasta que poco a poco consigamos la textura más cremosa posible, siempre al gusto del consumidor. El proceso durará como mínimo 30 minutos, en función del resultado que quieras obtener.

Con todo listo y el grado de cremosidad que buscábamos, ¡ya podemos hincarle el diente!

Este helado vegano puede durar hasta 1 o 2 semanas en el recipiente hermético, así que tendréis más que tiempo para acabarlo sin problemas. Os aconsejo dejarlo 10 minutos en reposo antes de clavar la cucharilla para su punto.

Los helados veganos han llegado para quedarse y acabar con las digestiones pesadas de los fabricados con leche. En la tienda de La Carleta, apostamos por las delicatessen veganas tan sabrosas como estos sorbetes helados. Sumar alternativas tan ricas y libres de grasas trans es darle valor añadido a esta comunidad tan concienciada con el medio ambiente y los seres que la habitan.

Cupón 15% de descuento para tu primera compra
bienvenida15

Cupón valido para 1 compra en la tienda online, valido hasta 31/12/2022