Logocarla
Categorías
Alimentos veganos

Chorizo vegano: un nuevo embutido vegetal aterriza en nuestras vidas.

¡Hola a todos y todas! En el blog de hoy vamos a hablar sobre un alimento apto para veganos de lo más innovador y que recuerda mucho al original: el chorizo vegano. Así es, cuando crees que todo está inventado en el mundo veggie, llega alguien y te reinventa un producto alimenticio de lo más cárnico para hacerlo completamente vegetal e igualmente sabroso.

En este artículo descubriremos las propiedades nutricionales del chorizo vegano y cómo hacerlo en casa. ¿Quién dijo que no se podía ser amante de los embutidos y vegano al mismo tiempo?

¿Qué es el chorizo vegano? Origen de este embutido vegano.

 

La versatilidad del chorizo ha hecho que esté presente como complemento en muchos de los platos típicos de nuestra gastronomía: tortillas, cocidos, fabadas, etc.

Aquellos que renunciaron a comer este tipo de alimentos de origen animal por motivos ideológicos y que aún recuerdan el sabor tan característico de este embutido, tienen la oportunidad de reencontrarse con él. El chorizo vegano surge como alternativa vegana y suele presentar varias alternativas.

Ingredientes del chorizo vegano

Si nos vamos al origen del chorizo vegano, por supuesto que cada maestrillo tiene su librillo, pero nos gustaría hacer especial mención a la receta del calabizo, de origen gallego. Esta receta de chorizo gallego tiene años de historia que, en la actualidad, sigue manteniendo el sabor de la primera vez.

La clave de su resultado tan similar e innovador respecto a su versión original es la elaboración a base de curación y proceso de ahumado con madera de roble. 

Su componente principal es la calabaza, la cual es la que le otorga la textura a este embutido hecho para veganos. Además de esta hortaliza principal, el calabizo tiene cebolla, aceite de oliva virgen extra, pimentón, sal, ajo y orégano.

chorizo vegetal

Propiedades nutricionales del calabizo

 

El alto contenido de calabaza hace que el chorizo vegano proporcione un gran valor nutritivo, rico en fibra y antioxidantes, fuente de vitamina B6 y, lo mejor de todo, es bajo en calorías.

A diferencia de las grasas saturadas presentes en el chorizo, el cual se compone por un 40% de grasas y un 12% de saturadas, el calabizo contiene aquellas poliinsaturadas y monoinsaturadas que son más saludables para el corazón. Esto lo convierte en una alternativa vegetal de lo más conveniente para problemas de colesterol, obesidad y cardiovasculares.

Para concluir con los beneficios nutricionales de este nuevo embutido, hacemos una mención importante a la inexistencia de las toxinas que suelen haber en los alimentos cárnicos. Estos elementos nocivos para nuestro organismo son causantes de la acumulación de sustancias perjudiciales para nuestra salud: el ácido úrico y el amoníaco.

¿Cómo hacer chorizo vegano casero?

Pues bien, vayamos a lo que más nos interesa saber: ¿podemos hacerlo en casa?. Por supuesto, como ya sabéis, en todos mis artículos dedico una parte a la preparación de estos nuevos alimentos que sirven de opción vegana a todos aquellos que echan de menos el sabor original de aquellas recetas que sí que contienen carne.

Ingredientes:

  • 5 kg de calabazas
  • 1 nabo
  • 10 grs de pimentón de la vera
  • 7 grs de sal
  • 1 grs de pimentón picante
  • 1 cucharadita de orégano
  • 2 cucharadas de humo
  • 1 cebolla grande
  • 2 dientes de ajo
  • Aceite de oliva (depende de la textura que quieras conseguir)

Elaboración:

  1. Antes que nada, hay que lavar bien la calabaza y el nabo.
  2. Cortamos la calabaza en cuatro trozos y retiramos las pepitas.
  3. Introducimos los trozos en el horno 45 minutos a 180º y con la piel hacia arriba para facilitar la retirada de su carne.
  4. Sacamos la calabaza y la dejamos enfriar para extraer su interior con una cuchara. Limpiamos de nuevo su carne y la batimos.
  5. Cortamos la cebolla, el nabo y el ajo en dados pequeños. Los pasamos por la sartén para pochar la cebolla.
  6. Añadimos a la masa de calabaza el sofrito de cebolla, nabo y ajo y batimos de nuevo.
  7. Dividimos la masa en tres partes. Las envolvemos en gazas o papeles porosos y las colgamos para que se vaya escurriendo el agua, hasta que quede poco en su interior. Esperamos 24 horas.
  8. Retiramos los envoltorios y pasamos la masa a un recipiente en el que añadimos las especias. Removemos bien la mezcla y las embutimos en tripa vegetal.
  9. Dejamos secar el chorizo vegano durante 30 días. En caso de moho en las tripas vegetales, metemos las manos en agua con sal y acariciamos suavemente el embutido para recubrir la superficie. Dejamos secar en un lugar sin luz para evitar la presencia de hongos.
  10. Tras 20 días de secado, lo palpamos y valoramos si está en el punto correcto de dureza. Es normal que su  tamaño se vea reducido durante el proceso de curado.

Espero que os haya gustado este artículo en el que vemos cómo la alternativa vegetal está presente en cada vez más alimentos cárnicos, por mucho que os cueste creer. Ya lo veníamos avisando cuando os hablamos de la morcilla vegana o del archiconocido veggie pollo. Esto es un punto a favor y un paso gigante en la evolución de la sociedad hacia la renuncia total a consumir alimentos y productos hechos con carne o intervención animal.

Si eres amante de la comida de origen vegetal o te gusta experimentar nevos sabores, te invito a que conozcas mis delicatessen veganas. Tienes un sinfín de opciones con las que deleitar tu paladar. ¡Nos vemos en el próximo artículo!

Categorías
Alimentos veganos

Descubriendo la morcilla vegana: ¿qué es y cómo se hace?

De entre todo lo que te podías imaginar que podrían sacar su versión libre de trazas e intervención animal, la morcilla vegana es la que más nos sorprende. Aunque la receta original es un plato de lo más pesado y, obviamente, compuesto de sangre animal, la morcilla vegana es ligera y digestiva. En este artículo conocerás de qué está hecha y por qué deberías empezar a añadirla en tu dieta vegana. También os enseñaré una receta de lo más fácil para que podáis hacerlo en casa. ¿Preparados/as? ¡Vamos allá!

¿Qué es la morcilla vegana?

La morcilla vegana es la opción vegana a la tradicional hecha de sangre de vaca o cerdo con sus correspondientes aliños y condimentos. Esta receta especial es tan sana como rica y, por supuesto, la mejor opción para gente con el colesterol alto o diabetes.

¿Por qué comer morcilla vegana?

La morcilla vegetal está libre de grasas saturadas de origen animal y calorías en exceso. Estos dos factores contribuyen a la obesidad, origen de una mala alimentación alta en grasas. Según la Organización Mundial de la Salud, la morcilla es uno de los alimentos con mayor cantidad de productos procesados en el mercado. Esta cantidad de aditivos son detonantes de enfermedades tan graves como la diabetes e incluso el cáncer. Ante este problema, optar por alternativas que presenten ingredientes naturales como los de la morcilla vegana es lo mejor de la salud. Por este motivo, cada vez son más las personas que optan por la ética y los beneficios de una dieta vegana equilibrada.
morcilla-vegana

Propiedades y beneficios de la morcilla vegana

Hablemos del contenido nutricional de la morcilla vegana y los beneficios que nos reporta en el organismo. Teniendo en cuenta que, al igual que pasa con el resto de los alimentos veganos, esta también tiene una composición mayoritariamente de frutos secos. Su composición nutricional es rica en proteínas, fibra, flavonoides, carbohidratos y ácidos grasos omega 3 y 6, vitaminas C, E, K y del grupo B. Además de esto, destaca por contener niveles. En resumen, esta versión vegetal de morcilla nos permite, además de disfrutar de su riquísimo sabor, cuidar de nuestra salud, adquirir nutrientes esenciales para proteger nuestro sistema inmunitario y prescindir de alimentos perjudiciales e inflamatorios.

Una receta ideal para hacer morcilla vegana casera

Posiblemente, llegados hasta aquí, se os habrá hecho la boca agua e incluso estaréis deseando probar a hacerlo en casa. ¡Os leo la mente! Por eso, os he traído una receta de morcilla vegana de lo más fácil y rápida para vuestra cocina. Primero, vamos a enterarnos de si tenemos que ir al supermercado a por algún ingrediente que nos falte en la despensa. ¿Qué necesitamos para hacer nuestra morcilla vegetal casera?

Ingredientes

  • 230 gr. de alubias negras cocidas
  • 25 ml. de caldo de cocción de alubias negras
  • 60 gr. de arroz hervido
  • 1 cebolla
  • 30 gr. de piñón
  • 1 cucharadita de ajo molido
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 pizca de pimienta (molida)
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 1/4 cucharadita de pimentón picante
  • 1 pizca de guindilla cayena (en polvo)
  • 75 gr. de harina de arroz
  • 1 cucharada de fécula de mandioca
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

Elaboración

  1. Cogemos las alubias cocidas y retiramos la aquafaba pasándolas por un colador. Aclaramos las legumbres y dejamos que se escurran durante unos minutos.
  1. Pelamos la cebolla y la cortamos en trozos pequeños.
  1. Calentamos aceite en la sartén hasta que esté templado y podamos echar la cebolla. Dejamos hervir durante 6 minutos a fuego lento para que no se queme hasta que quede pochada y transparente. Apagamos el fuego.
  1. Aplastamos las alubias negras en un bol con ayuda de un tenedor hasta obtener una masa compacta. Añadimos todos los ingredientes, salvo la fécula y mezclamos. Dejamos reposar durante 15 minutos.
  1. Añadimos la fécula de mandioca y removemos hasta integrarla en la masa uniformemente.
  1. Cortamos 4 trozos de papel horno de 15 cm de ancho y los colocamos por el borde izquierdo del bol y colocamos unos 165 gramos de masa, de forma que ocupe 10 cm de largo como máximo. A continuación, enrollamos para apretar la masa creando un cilindro de 3 cm. Atamos los trozos con una cuerdecita o hilo, haciendo unos 2 o 3 nudos en cada extremo.
  1. Con las morcillas veganas hechas, las cocemos durante 40 minutos y las vamos girando para que se hagan más uniformes. Una vez pasado este tiempo, dejamos reposar hasta que se enfríe y podamos servirla lista para comer.
Con esta receta tan original con la que versionar a  la clásica morcilla, podremos conseguir los nutrientes necesarios. De esta forma, podemos estar comiendo algo rico en nutrientes y al paladar, mientras que nos cuidamos de consumir alimentos procesados que incrementan las inflamaciones. Si sois más de lo que lo queréis todo hecho y disfrutar del sabor de una morcilla vegetal al más puro estilo de La Carleta, no os podéis pedir nuestra morcirica. Es perfecta para untar y conseguir una tostas deliciosas con las que crear el mejor piquislavis. ¡Prepárate para dejar a todos sorprendidos! Esperamos que este artículo os haya desvelado una nueva opción vegana o, por el contrario, hayáis aprendido a cómo hacerla. Pensamos traeros más y más recetas con las que tener un amplio abanico de posibilidades para lanzaros definitivamente hacia un estilo de vida vegano. ¡Hasta la próxima!
Categorías
Alimentos veganos

Conociendo a fondo el tempeh: propiedades y cómo cocinarlo

Sí, lo reconozco, soy una amante de las legumbres, pero en especial de una. Si ya os hablábamos en posts anteriores acerca de las aquafaba, en esta ocasión también me gustaría dedicarle un post a otro alimento vegano proveniente del garbanzo, mi legumbre favorita y de la cual se extrae el tempeh de garbanzos.

En este artículo descubrirás el origen y la receta de este alimento tan fácil de hacer. Coge lápiz y papel y acompáñanos a conocer más acerca de esta opción vegana. ¡Vamos allá!

¿Qué es el tempeh de garbanzos?

El tempeh de garbanzos tiene origen indonesio y una preparación más que fácil, siempre y cuando tengamos a su otro ingrediente clave: rhizopus oligosporus. Se trata de un hongo usado tradicionalmente como fermento. Así es, este es uno de los pasos claves para la elaboración de nuestro alimento vegano, pero antes de ponernos manos a la cocina, vamos a indagar un poco más.

Tiene forma de bloques con un grosor similar a la de una tableta de turrón y también necesita de soja para su compactación y preparación. Aunque la mezcla de hongos y soja no parezca de lo más “comible”, os aseguro que el resultado final es algo que queréis tener en cuenta en vuestra dieta.

¿Cómo se come? Las posibilidades son más que amplias y, como otro tipo de productos, son al gusto del consumidor: a la plancha, en el horno, al vapor, acompañado de alguna salsa o simplemente con solo algunas especias.

cocinar-tempeh-rotated

Propiedades del tempeh de garbanzos

Al estar compuesto principalmente por legumbres, las propiedades del tempeh de los garbanzos se componen de vitaminas B1, B2, B9, C, E y K. No solo tiene vitaminas tan favorables para nuestra salud, sino que también contiene minerales como calcio, zinc, magnesio, hierro, potasio, y fósforo. Esta composición lo hace ser uno de las alternativas veganas más demandadas en los últimos años, ya que es rico en proteína vegetal, o lo que es lo mismo, un sustituto de la carne.

Pasemos a los beneficios del tempeh de garbanzos que derivan estas propiedades:

  1. Contiene probióticos.Estos suplementos están destinados para aumentar la cantidad de bacterias buenas que se encuentran en la flora intestinal. Las bacterias se encargan de reforzar nuestras defensas frente a otras bacterias, proteger nuestra sistema estomacal de las diarreas y, por último, favorece el sistema inmunológico.
  •  Reduce los niveles de colesterol. Al tener soja en sus ingredientes, te puedes beneficiar de las isoflavonas para bajar el colesterol. No solo eso, también tenemos vitamina B3 con las que elevar ese colesterol bueno (HDL).


  • Eleva la densidad ósea. Por supuesto, si es rico en calcio y magnesio, es sinónimo de bueno para los huesos.  


  • Previene la diabetes. Añadir tempeh de garbanzos a tu dieta te asegurará cumplir con el 65% del manganeso diario recomendado. Este oligoelemento es muy bajo en las personas con diabetes, ya que hace que aprovechemos mejor la insulina.
tempeh-fermentado

¿Cómo cocinar tempeh de garbanzos?

¿A que el tempeh de garbanzos parece ya una elección más atractiva? Si las potentes propiedades y los múltiples beneficios no os había convencido de esto ya, esperad a ver lo sencilla que es su elaboración. No te podrás resistir a probar a hacerlo.

Ingredientes necesarios para el tempeh de garbanzos:

1 taza de garbanzos

1 cucharada de rhizopus oligosporus

1 cucharadita de vinagre

El paso a paso

  1. Ablandar los garbanzos durante medio día, aproximadamente. Para estos casos, lo mejor es que dejes el cuenco lleno de agua con las legumbres antes de irte a dormir.
  2. Colar los garbanzos en remojo y limpiarlos para quitarles las impurezas que le sigan quedando y prepararlos para su cocción
  3. Echar en una olla con agua hirviendo los garbanzos para que se cuezan, sin añadirles nada, ni sal, ni pimienta.
  4. Escurrir los garbanzos cocidos, preservando el agua, más conocida por nosotros como aquafaba. La clave es quitar el exceso de agua de la cocción.
  5. Meter los garbanzos en cuenco con vinagre y remuévelos. Aplica más vinagre si quieres un sabor más intenso.
  6. Añade el hongo y mezcla de nuevo, prestando atención a que no se peguen en el bol, sino a los garbanzos.
  7. Compacta los garbanzos mezclados con hongos en una bolsa transparente limpia con algunos agujeros. Aplástala para dar forma a los bloques de tempeh de garbanzos y deja que los hongos reciben oxígeno por los agujeros.
  8. Mete la bolsa en el horno a una temperatura 30º y dejar que se haga durante 48 horas.
  9. Sacamos el bloque del envoltorio y comprobamos que esté bien cubierto por el hongo. ¡Ya tenemos el tempeh de garbanzos listo para cocinar y comer! 

Siguiendo los pasos de esta receta seguro que logras un tempeh de garbanzos de diez. Gana una nueva posibilidad para hacer comida vegana con las legumbres y hongos y benefíciate de su enorme valor nutricional. 

Como este, hay otras muchas invenciones culinarias que prescinden de usar animales en todo el proceso de elaboración. Desde Carleta Natural, nos sumamos a la causa con nuestros ques’esos veganos, una nueva forma de disfrutar del sabor del queso, ¡sin ser queso!

Visita nuestra web y descubre todos los sabores que tenemos reservados para ti.

Categorías
Alimentos veganos

Todo lo que necesitas saber de la aquafaba: recetas y beneficios

La aquafaba: un nuevo ingrediente en el mundo vegano

La cocina es, sin lugar a dudas, una ciencia para estudiar, pero, sobre todo, para crear. Poco a poco, el recetario de los veganos va creciendo para saciar a los paladares más inquietos y eso es gracias a la gran variedad de alternativas como el huevo de lino o el pollo veggie que cuidan del medio ambiente y de los seres vivos que viven en él. Este artículo lo dedicaremos a un ingrediente que ha estado presente en varias recetas: la aquafaba. ¿Cómo?, ¿no te suena de nada? ¡Pues vamos allá!

Para empezar: ¿qué es la aquafaba?

La aquafaba posee un nombre peculiar a oídos de muchos y es que el vocablo vegano es de lo más original. Analizando la propia morfología de la palabra, descubrimos el origen de la aquafaba: agua de alubias (aqua+faba) Efectivamente, ese líquido que sale de la cocción de las legumbres, concretamente de los garbanzos, es el protagonista de este post. Su versatilidad y fácil obtención lo convierten en un ingrediente que además de estar presente en cualquier despensa, también puede servirnos para preparar recetas de todo tipo.  se remonta al año 2014, cuando el chef francés Joël Roessel descubrió que el agua de las judías enlatadas y otras legumbres tenía una textura espumosa similar a la clara de huevo, por lo que se planteó usarla en diferentes recetas y ¡sorpresa!, le funcionó gratamente.

Forma de obtener el líquido de la legumbre

Los lectores más cocinillas ya tendrán un escenario imaginario en su cocina completamente montado. No obstante, dejad que os digamos cómo conseguir aquafaba Si tienes garbanzos o alubias blancas en casa, no necesitas más. Basta con cocer uno u otro a fuego lento durante un largo tiempo. El líquido se va formando durante la cocción es la famosa aquafaba y, si los dejamos sumergidos en ella, potenciaremos más las proteínas que se extraen de las legumbres. Si bien es cierto que hay muchos detractores de aprovechar el líquido procedente de la cocción de estas legumbres, hay que recordar que es un sustituto ideal para muchos alimentos de origen animal.
preparar-aquafaba

¿Cuáles son los beneficios de la aquafaba?

Ahora que sabemos el origen tan genuino de este líquido de garbanzos y alubias, deducimos que tiene un nivel proteico más que apto para cualquier dieta. A continuación, os describimos las proporciones acertadas que tienen en cuanto a valor proteico:
  • 1 huevo completo equivale a 3 cucharadas / 45ml
  • 1 clara equivale a 2 cucharadas / 30ml
  • 1 yema equivale a 1 cucharada / 15ml
Todo reside en la transmisión de las proteínas e hidratos de la legumbre al agua que más tarde usaremos como sustituto del huevo. De esta forma, podemos usarla como ingrediente espesante y aglutinante, siendo la aliada ideal para cocinar tortitas, merengues, galletas, pasteles e incluso bizcochos.
aquafaba-recetas

3 recetas con aquafaba que no te puedes perder

Ya sabemos qué es la aquafaba y los puntos a favor que tiene para que lo uses en tu cocina (seas vegano/a o no jeje). Pues muy bien, tenemos lo que andabas buscando si no tenías nada pensado para aplicar este fantástico descubrimiento, te recopilamos algunas recetas con líquido garbanzo para alegrar nuestro estómago:

Bizcocho de limón

Empezamos fuerte con un postre de lo más típico. Si has seguido con el hilo, te imaginarás a qué ingrediente va a sustituir. Vamos allá con los ingredientes:
  • 140 ml aquafaba
  • 1 yogur natural
  • ½ limón
  • 6 cucharadas colmadas azúcar morena
  • 3 medidas yogur de harina
  • 1 medida yogur de aceite de girasol
  • Aroma de vainilla
Pasos a seguir:
  1. ”Conseguir el punto de nieve”. Tenemos que batir durante alrededor de 10 minutos el aquafaba hasta que triplique su volumen. Mientras lo bates añade tres cucharadas de azúcar moreno.
  2. En un bol, verter el yogur, el zumo de limón y el aceite. Añadir el azúcar moreno. 
  3. Precalentar el horno hasta 180º.
  4. Añadir la harina al bol y mezclar bien.
  5. Mezclar los dos elementos hasta conseguir una pasta homogénea.

Hamburguesa de garbanzos

Si os gusta la comida de pringarse las manos, esta receta te encantará. Estos ingredientes son para hacer 3 hamburguesas:
  • 500 gr garbanzos
  • Aquafaba
  • 1/2 cebolla
  • Pan rallado
  • Pan brioche
  • Lechuga
  • Tomate
  • 1 zanahoria miel
  • Patatas fritas
  • Ajo, perejil, sal y pimienta
Pasos a seguir:
  1. Mezclar en un recipiente el bote de 500gr con el líquido de cocción de las legumbres, la mitaad de una cebolla previamente salteada, las especies y, poco a poco, el pan rallado para dar lugar a una masa consistente.
  2. Amasar la pasta hasta dar forma a una hamburguesa.
  3. Prepara la zanahoria en láminas para freírlas con las patatas y, posteriormente, añadirlas a la miel en una sartén y reservar. 
  4. Montar el pan con la zanahoria a la miel , tomate y, por supuesto, la hamburguesa.

Milanesas de berenjena

Para los amantes del frito, también hay un hueco en nuestras recetas veganas con aquafaba. Apunta estos ingredientes:
  • 2 berenjena grandes
  • 12 cucharadas de aquafaba 
  • Harina de arroz a ojo
  • Rebozador vegano
  • Sal
  • Aceite para freír
Sigue los siguientes pasos para elaborarlas:
  1. Lavar las berenjenas y las cortas verticalmente no muy gruesas, de forma que puedan salir unas 4 milanesas. Las sazonamos justo antes de rebozarlas para que queden jugosas.
  2. Batimos hasta espumar la aquafaba y la usamos a modo de huevo para hacer el empanado. Freímos en aceite caliente y retiramos el sobrante con ayuda de un papel de cocina.
  3. Puedes acompañar las milanesitas con arroz o guarnición.
Con esto acabamos este artículo acerca del ingrediente que está en boca de todos, como hemos podido comprobar por su posibilidad en la cocina. Esto no deja de ser un paso más que acerca el estilo de vida vegano a gente de todo el mundo. Desde La Carleta, queremos poner nuestro granito de arena a este objetivo con una selección de delicatessen veganas que no dejan indiferente a nadie. ¡Nos vemos en el próximo post!
Categorías
Alimentos veganos

Pollo vegano: Una nueva alternativa al consumo de carne animal

Nos encanta ir descubriendo nuevas opciones a la carne animal y, por supuesto, hacérosla llegar. Si el mes pasado hablábamos del huevo vegano con el que quedamos encantados, ¡hoy os traemos el pollo vegano! Así es, parece mentira que una carne tan acogida en el mundo omnívoro tenga también su versión veggie. Conservando la textura natural y haciendo frente al sabor original del pollo, este alimento está creciendo como la espuma en todo el mundo, lo que mejora la aceptación del veganismo como estilo de vida. Si esta humilde introducción os ha convencido, ¡seguid leyendo!

¿Qué es el pollo vegano?

El pollo vegano es un alimento que nació por parte de una empresa barcelonesa llamada Foods for Tomorrow en un intento por concienciar a la gente de que se alimentara de forma saludable. La startup catalana dió con la receta perfecta en colaboración con nutricionistas, cocineros y tecnólogos del sector de la alimentación. El resultado de esos dos años de investigación concluyó en un nuevo boom para las alternativas veganas: el no-pollo o heura. El heura es una proteína completamente vegetal con base predominante de soja. Es rica en vitamina B12, no contiene gluten y, por supuesto, tiene una textura, sabor e imagen similares a la de la pechuga de este ave de corral. Al igual que su versión no vegetariana, se presenta en varios formatos, según el tipo de plato que vaya a acompañar y las especias que prefieras.

¿De qué está hecho el veganopollo?

El veganopollo, como comentábamos en el párrafo anterior, está compuesto por una base de soja y vitamina B12, pero, también contiene agua, aceite de oliva, aroma y especias de varios tipos: jengibre, pimentón, nuez moscada, cardamomo y macis. Para producir pollo vegano se necesita mucha menos cantidad de agua que para obtener carne de ternera. La carne de vaca precisa de casi 15.500 litros por kilogramo, mientras que, la vegetal solo 1 litro por kilogramo. Por tanto, el aumento de consumo de esta alternativa vegetariana es un impacto positivo a nivel ambiental en cuanto al evidente descenso de los recursos adicionales para generar el alimento original: cereales, legumbres, soja, etc. 

Propiedades nutricionales del pollo vegano

En anteriores artículos, hemos visto cómo optar por una vida vegan no significa renunciar, entre otras cosas, al aporte de proteínas y, para tu sorpresa, con el pollo vegano no va a pasar lo contrario. La carne vegetal heura es una mezcla muy completa de nutrientes. El motivo es la suma de soja, aceite de girasol y especias que se traduce en: hidratos de metabolización lenta, proteínas de alta calidad, grasas no saturadas y gran variedad de vitaminas y minerales. Por si esto no fuera poco, un dato acerca de su aporte calórico: ¡126 Kcal por cada 100 g! Si bien es cierto que las opciones culinarias que te ofrece el pollo vegano son tan infinitas como la de la carne que imita, debemos de ser claros en cuanto a su principal desventaja. Decantarse por este alimento apto para veganos supone un desembolso económico curioso. Se estima que, actualmente, el kilo de pollo vegano ronda los 20 euros, aproximadamente.
propiedades-del-pollo-vegano

Beneficios saludables de la heura

A raíz de las increíbles propiedades nutricionales, también podemos sacar los beneficios del pollo vegano.  La proteína protagonista de esta semana se ha convertido en una elección muy reverente en los últimos años para la cocina de un público muy amplio que abarca incluso a aquellos que simplemente quieren reducir su consumo de carne. Aquí os enumeramos cuáles son las principales ventajas de comer heura:
  • Posee un alto nivel biológico, por lo que los aminoácidos que ingerimos a través de ella se adhieren a nuestra estructura corporal con facilidad. De forma paralela, destacamos de nuevo su bajo nivel de calorías, volviéndola una buena aliada para las dietas hipocalóricas para reducir grasa.
  • Es una fuente de hierro superior a la de las espinacas, ¡en un 400%!
  • Alto nivel en fibra, lo que favorece la salud intestinal y modera los niveles de azúcar en sangre.
  • No contiene lactosa, ni colesterol, haciendo del alimento apto para un público muy amplio. 
  • Tampoco posee colorantes ni conservantes.

Receta para cocinar pollo vegano

Vayamos al grano, ¡ahora queremos pollo vegano y lo queremos ya! jeje  Tranquilidad, tenemos justo la receta de veggie pollo que buscas y es muy fácil de seguir y de hacer. Presta atención a los ingredientes y revisa en la despensa si te falta alguno. Ingredientes:
  • 300 gramos de garbanzos cocidos
  • 1 taza de caldo vegetal
  • 260 gramos de gluten de trigo
  • 1 cucharada sopera de cebolla en polvo
  • 2 cucharadas soperas de pasta de miso
  • 1 cucharadita de sal
  • 2 cucharaditas de ajo en polvo
  • 1 cucharadita de vinagre de manzana
  • 2 cucharadas soperas de aceite vegetal
Preparación:
  1. Mezcla con la batidora todos los ingredientes, excepto el gluten de trigo. Lo hacemos hasta que quede una pasta homogénea, por lo que habrá que hacerlo a máxima velocidad.
  2. Añadimos la pasta de garbanzos resultante a un bol para mezclarlo con el gluten de trigo. Dejamos reposar durante 15 minutos.
  3. Dividimos en dos partes para facilitar la preparación. Cogemos una de ellas y nos preparamos para pasarla bien hasta que la pasta de pollo vegano quede elástica y sin grietas. Repetimos el proceso durante unos 10 minutos hasta que adquiera estas características y quede suave y caliente. Podemos corregir el granulado añadiendo caldo vegetal y volviendo a amasar.
  4. Hacemos lo mismo con la otra parte y, posteriormente, unimos las dos amasando una sobre otra.
  5. Envolvemos el pollo vegano en varias capas de papel de aluminio, de forma que quede impermeable su interior.
  6. Introducimos la carne vegetal en una olla a fuego medio durante 1 hora.
  7. Retiramos la olla del fuego y el envoltorio de aluminio. Abrimos el paquete y dejamos que el pollo vegetal se enfríe.
  8. ¡Listo para servir! Puedes cortarlo en tiras, trozos o filetes, depende del uso que quieras darle.
Esperamos que te haya gustado saber acerca de esta nueva carne vegetal completamente en auge y que te lances a probar la alternativa vegana de moda. Como sabes, día a día van saliendo más y más ingredientes, alimentos y recetas con los que prescindir poco a poco o para siempre de la carne animal. En La Carleta, estamos especializadas en ques’eso vegano, una delicatessen que no te puedes perder. ¡Visita nuestra tienda y descubre todos los sabores que tenemos para ti!
Categorías
Alimentos veganos

¿Qué son los huevos veganos? Propiedades y beneficios

Como ya venimos haciendo en anteriores blogs de La Carleta, hoy hablaremos de un nuevo alimento cruelty free: los huevos veganos. Sí, así es, cuando crees que es imposible generar más alternativas gastronómicas que sean aptas para vegetarianos y, por supuesto, veganos. En este artículo vamos a conocer todo acerca de los veggy eggs. Estoy segura de que cuando termines de leerlo, desearás añadir este rico ingrediente en tus platos. ¡Empezamos!

¿De qué están hechos los huevos veganos?

La maravillosa idea surgió en 2017, cuando las biólogas francesas Philippine Soulères y Sheryline Thavisouk dedujeron a partir de una encuesta a gente vegana, cuál era el alimento que más echaban en falta en su dieta: el huevo. Aunque, en la actualidad, existen numerosas marcas comerciales para este ingrediente, lo cierto es que su primer nombre fue “Les Merveilloeufs”, fruto de la combinación de “maravilloso” y huevo en “francés”. El huevo vegano contiene una base de harina de legumbres, aceites vegetales, sal negra y un gelificante natural. La mezcla de todos estos elementos tienen como resultado un huevo muy similar al de la gallina en cuanto aspecto y sabor. Existe otra composición distinta a la original en la que se emplea la proteína del guisante para cubrir todos los valores nutricionales del alimento, alginato para la yema y sal de Kala Namak para cumplir con el sabor a huevo de gallina.

Pero, ¿y la cáscara también es vegana?

Así es, a este rico alimento no le falla nada en su composición natural y vegana. En el primer prototipo, sí que se trataba de una película hecha de plástico, por lo que no era una opción apta para todos los públicos. Hace unos años, una diseñadora proveniente de Países Bajos dió con la tecla para solventar el problema. Su descubrimiento fue presentado en La Semana del Diseño de Holanda y tuvo gran éxito. La superficie que recubre el interior del huevo vegano está hecha de cera vegetal derretida, lo que permite gran flexibilidad de formas, como podemos ver en la imagen de abajo.
cascara-de-huevo-vegano

Propiedades nutricionales de los huevos veganos

Hasta aquí, hemos cubierto todo lo que respecta a cómo se hizo posible esta idea tan revolucionaria, pero ¿realmente es un alimento nutricionalmente válido? La respuesta la encontrarás en el siguiente párrafo 😉 Un huevo vegano es rico en proteínas debido al aporte que recibe de ingredientes como bien puede ser la proteína de guisante o la propia harina de legumbres. Si nos vamos a los valores nutricionales de los veggy eggs que se venden en el mercado, encontramos el siguiente informe por porción (100g):
  • 18,7 g de proteína vegetal
  • 53,65 g de carbohidratos totales
  • 9,41 g de azúcares
  • 5,1 g de grasas totales
  • 0.65 g de grasas saturadas
  • 11,35 g de fibra
  • 0,01 g de sodio
A nivel de proteínas, puede llegar a comprarse con el de una hamburguesa de carne. Además de esto, observamos que tiene más calorías, aunque menos grasa totales y grasas saturadas, algo muy recurrente para las dietas híperproteicas. No dejemos de lado la inexistencia de colesterol y gluten en este alimento. Pues sí, los huevos veganos tienen cabida en la vida de los vegetarianos, veganos, celíacos, intolerantes y alérgicos a los huevos. También es ideal para los deportistas que sufren de colesterol alto.
yema-de-huevo-vegano

Beneficios de lo veggy eggs

Todo lo que estamos comentando sobre la alternativa vegana al huevo de gallina son cosas buenas pero, ¿sabes que aún hay más? Vamos a enumerar algunos de los beneficios que tiene el incorporarlos a tu gastronomía:
    • No necesitan pelarse. Los huevos veganos están cocinados y listos para su consumo, sólo hay que sacar el contenido de la cáscara vegetal que lo envuelve. Su conservación en un espacio frío y fresco, o lo que es lo mismo, dentro de la nevera.
    • Es un alimento hipoalergénico. No importa si eres intolerante o si tu estilo de vida o filosofía prescinde del consumo de ciertos alimentos, los huevos veganos son aptos para todos los públicos.
    • Combina con todo lo que imaginas y más. Aquí entra tu imaginación en juego: ensaladas, huevos rellenos, salmorejo, etc.
  • Reemplazamiento proteico de origen vegetal. En este alimento tienes una elección vegana y saludable para decir adiós de una vez a la carne y el pescado, sin preocuparte de carencias nutritivas.

¿Cómo cocinar huevos fritos veganos?

Para los amantes del plato más simple y rico por excelencia, también está su versión vegana. A continuación, te indico cuáles son los pasos a seguir para imitar esta receta, tanto en sabor como en presencia… ¡no te arrepentirás! Ingredientes para hacer la clara de huevo vegano:
  • 70 g de harina de arroz
  • 120 ml de leche de soja cremosa
  • 1 g de sal negra
Ingredientes para hacer la yema de huevo vegana:
  • 6 g puré de papas instantáneo
  • 50 ml agua hirviendo
  • 15 ml aceite de girasol
  • 10 g margarina vegetal
  • 2 cdtas levadura nutricional
  • 1 cda semillas de calabaza
  • 1 g sal negra (kala namak) (opcional)
  • 2 ml colorante amarillo vegano o cúrcuma
  • 10 g fécula de papa
Elaboración paso a paso
  1. Para hacer la clara, simplemente tomaremos una taza en la que iremos mezclando las proporciones indicadas de leche vegetal con la harina de arroz hasta hacer una pasta de textura similar a la de la receta original y sin presencia de grumos. Echaremos la sal negra una vez la sirvamos en el plato. Una vez conseguido, dejamos reposar y pasamos a la segunda parte de la elaboración.
  2. Para hacer la yema, el proceso es un poco más largo. Primero, agregaremos a la picadora/procesador de inmersión el puré de patatas, el agua hirviendo, la margarina, el aceite, las semillas y la levadura. Iniciamos la máquina y dejamos funcionar hasta que tengamos como resultado una crema suave y ligera. A continuación, pasamos a añadirle el colorante o la cúrcuma, la decisión es tuya, y removemos de nuevo hasta que no quede ningún grumo. Por último, añadimos la fécula de papa y nos preparamos para “construir” nuestro huevo vegano.
  3. Para montar el veggy egg, echaremos en una sartén la cantidad de aceite de girasol indicada y colocamos primero la clara formando un círculo mientras que cocinamos a fuego medio. Lo siguiente que añadimos es la yema, la cuál es más espesa y nos costará menos darle una forma redonda que se adapte al huevo frito tradicional. Tapamos la sartén y esperamos a que los bordes estén un poco dorados para retirar nuestro huevo frito  vegano.
  4. Para servir, espolvoreamos una pequeña cantidad de sal negra para conseguir bordar el sabor y ¡emplatamos!
Espero que os haya gustado mucho este artículo, tanto como la receta de huevo vegano, infalible para sorprender a vuestras visitas. Las opciones veganas que hay hoy en día son casi infinitas y se atreven a desafiar los sabores más tradicionales de la cocina, como la carne de soja Muchos ya conocen nuestras delicatessen veganas y nos mandan sus reviews por redes sociales o por correo. Si aún no conocéis nuestros ques’esos veganos, os invitamos a entrar a nuestra tienda y encontrar vuestro sabor favorito. ¡Nos vemos en el siguiente artículo!
Categorías
Alimentos veganos

Conoce todo acerca de la proteína de guisante. Usos y beneficios

El mundo de la alimentación está en constante expansión gracias a las nuevas alternativas vegetarianas y veganas. Si, en su momento, nos pareció que la carne de soja fue una revolución en la cocina, la proteína de guisante será un antes y un después.

 

En La Carleta Delicatessen Gourmet siempre tenemos un hueco reservado a todas las alternativas veganas que hay en el mercado. Si quieres conocer más acerca de los beneficios de la proteína de guisante, ¡sigue leyendo!

 

Origen de la proteína de guisante

Primeramente, para conocer lo bueno que a nivel proteico nos ofrece este suplemento, debemos empezar por su origen. 

A grandes rasgos, la proteína de guisante es un aminoácido que se extrae de dos tipos de legumbres: los guisantes amarillos y verdes secos. Entrando en detalles más técnicos, estas variedades vienen de la planta Pitum Salivum, de la cual se extraen para ser finalmente usadas como materia prima para producir este polvo de proteína.

Uso de la proteína de guisante

Se trata de una gran fuente proteica y rica en nutrientes, muy versátil y sostenible. Por esta razón, es un ingrediente muy recurrente para cubrir las posibles carencias que tengan los zumos en cuanto a proteínas.También está presente en los productos veganos por sus múltiples beneficios e incluso en los que están reduciendo el consumo de carne poco a poco para adoptar una vida vegana.

 

Actualmente, las opciones que hay son infinitas en cuanto a marcas y formatos. La proteína de guisante se ha transformado en un must para cualquier dieta baja en grasas o para los veganos cansados de las legumbres habituales. Dependiendo del uso que se le quiera dar, su ingesta cambiará de momento del día.

beneficios-de-la-proteina-de-guisante

Propiedades de la proteína de guisante

Ahora que ya sabemos de dónde viene y dónde es habitual encontrarla, hablemos de los beneficios de este aminoácido procedente de los guisantes amarillos y verdes. El aporte nutricional que proporciona a la dieta diaria y a mantener una vida saludable deriva de las magníficas propiedades que tiene:

Alto contenido proteico

Es algo que veníamos avisando línea atrás, pero es que el porcentaje de proteínas que hay presente en 100g es bastante alto. La media porcentual de índice de proteínas que se muestra en las tablas nutricionales de los distribuidores es de un 80%, además del aporte de aminoácidos esenciales que el cuerpo no produce por su cuenta (bcaa’s).

Origen 100% vegetal

Parece mentira que tengamos que afirmar esto, pero sí, las proteínas de guisantes son la mejor aliada de vegetarianos y veganos. Al no contener trazos o restos provenientes de grasas o carnes animales, es una fuente proteica ideal para este tipo de personas.

Sin gluten y sin lactosa

La inexistencia del gluten en su composición la hace apta para todos los públicos, a diferencia de la carne de soja, que presenta algunos problemas para veganos y vegetarianos. Por supuesto, los intolerantes a la proteína del huevo se incluyen entre los beneficiados.

 

Su carácter hipoalergénico es también favorable para los intolerantes a la lactosa. Aquellos lectores o lectoras que padecen de esto pueden olvidarse de los dolores estomacales o la hinchazón.

Ideal para dietas

Cuando hablamos de proteínas, es imposible no pensar en su uso complementario para dietas. Siendo en su mayoría un producto puramente proteico, salvando pequeños restos, la proteína del guisante no contiene nada de grasas y azúcares. Son muchos los deportistas que añaden este polvo a los batidos e incluso repostería fit.

 

La otra parte positiva de su ingesta es que es muy liviana para la digestión. Este producto alimenticio puede ser tomado de forma continua sin que se produzca alguna contraindicación.

Óptimo valor biológico

El polvo de guisante provee al cuerpo de una serie de aminoácidos que solo se pueden conseguir de forma externa. Partiendo de su aminograma, su valoración llega a tener 65/100 puntos comparado con estimaciones de fuentes proteicas similares. Esto quiere decir que la calidad de esta proteína es buena en la medida que genera aminoácidos esenciales para el organismo.

 

Para completar su eficacia, bastará con combinarla con otras fuentes de proteínas que suplan los huecos que quedan en los componentes de la protagonista de este artículo. Hay bastante información, recetas y dietas en páginas enfocadas a la nutrición que ofrecen distintas posibilidades para llegar a ello, por lo que no entraremos en profundidad sobre este tema.

Múltiples formas de consumo

 

El fino polvo en el que se vende la proteína de guisante nos ofrece a los consumidores muchas maneras para ingerirlo. Ya sea a través de un batido, zumo, o simplemente disuelta en agua o leche, este suplemento tiene presencia en gran variedad de platos y recetas para tomar en crudo o en caliente.

 

Es habitual cocinar la proteína de guisante para crear repostería como gofres, muffins o pancakes, smoothies y batidos y hasta masas de pizza. Las opciones son muchas, dependerá siempre de tu gusto 😉

guisantes-verdes

Beneficios de la proteína del guisante

 

Llegados a este punto, es probable que ya sepas todo o casi todo acerca de este producto. Sin embargo, nos gustaría culminar este artículo de blog hablando acerca de los beneficios que nos puede trasladar el incluirlo en nuestro día a día. Vamos a comentarlos uno a uno:

Crea y mantiene la musculatura

Sería muy incoherente afirmar lo contrario de una proteína. Dentro de ella, hay altos niveles de l-arginina, un aminoácido capaz de crear músculo y, al mismo tiempo, la hormona encargada del crecimiento. Aquellos y aquellas con una rutina de hipertrofia que toman batidos de proteína de guisante, tienen un considerable aumento del volumen muscular.

 Previene la anemia

Su alto contenido en hierro solventa cualquier cadencia que puedas tener de este mineral. Al contrario de cierta creencia popular que dice que los alimentos veganos no contienen hierro suficiente, el alto contenido que hay en la proteína de guisante te asegurará una circulación correcta de la sangre y oxígeno en el cuerpo.

Saludable para corazón y pulmones

Comer diariamente una mínima cantidad de ella puede reducir la presión arterial, y es que la proteína de guisante es baja en grasas saturadas. No solo esto, también promueve la absorción del colesterol de las células e incluso reduce la generación natural de grasa no saludable en el cuerpo.

Recuperación y resistencia a la fatiga durante y después del ejercicio físico 

El aporte proteico a las ramificaciones de aminoácidos afecta positivamente a la capacidad de recuperación después de la actividad física. Por otro lado, tiene la capacidad de reducir  y hacer desaparecer los síntomas como el cansancio y el malestar originados por la carencia de ciertos aminoácidos esenciales en el organismo.

 

Ya os podéis hacer una idea de lo que supone añadir la proteína de guisante en tu día a día, lleves una dieta vegana equilibrada o de algún otro tipo. De nuevo, siempre decimos que son muchas las alternativas que se nos presentan en el mundo vegano y que, gracias a esto, la posibilidad de optar por este estilo de vida es cada vez mayor. 

 

Desde nuestro obrador, queremos aportar nuestro granito de arena a este movimiento con nuestros que’s esos hechos con base de anacardo y de múltiples sabores. ¡Entra en nuestra tienda y encuentra tu favorito!

guisantes-verdes
guisantes-verdes