Logocarla

Chorizo vegano: un nuevo embutido vegetal aterriza en nuestras vidas.

chorizo-vegano

¡Hola a todos y todas! En el blog de hoy vamos a hablar sobre un alimento apto para veganos de lo más innovador y que recuerda mucho al original: el chorizo vegano. Así es, cuando crees que todo está inventado en el mundo veggie, llega alguien y te reinventa un producto alimenticio de lo más cárnico para hacerlo completamente vegetal e igualmente sabroso.

En este artículo descubriremos las propiedades nutricionales del chorizo vegano y cómo hacerlo en casa. ¿Quién dijo que no se podía ser amante de los embutidos y vegano al mismo tiempo?

¿Qué es el chorizo vegano? Origen de este embutido vegano.

 

La versatilidad del chorizo ha hecho que esté presente como complemento en muchos de los platos típicos de nuestra gastronomía: tortillas, cocidos, fabadas, etc.

Aquellos que renunciaron a comer este tipo de alimentos de origen animal por motivos ideológicos y que aún recuerdan el sabor tan característico de este embutido, tienen la oportunidad de reencontrarse con él. El chorizo vegano surge como alternativa vegana y suele presentar varias alternativas.

Ingredientes del chorizo vegano

Si nos vamos al origen del chorizo vegano, por supuesto que cada maestrillo tiene su librillo, pero nos gustaría hacer especial mención a la receta del calabizo, de origen gallego. Esta receta de chorizo gallego tiene años de historia que, en la actualidad, sigue manteniendo el sabor de la primera vez.

La clave de su resultado tan similar e innovador respecto a su versión original es la elaboración a base de curación y proceso de ahumado con madera de roble. 

Su componente principal es la calabaza, la cual es la que le otorga la textura a este embutido hecho para veganos. Además de esta hortaliza principal, el calabizo tiene cebolla, aceite de oliva virgen extra, pimentón, sal, ajo y orégano.

chorizo vegetal

Propiedades nutricionales del calabizo

 

El alto contenido de calabaza hace que el chorizo vegano proporcione un gran valor nutritivo, rico en fibra y antioxidantes, fuente de vitamina B6 y, lo mejor de todo, es bajo en calorías.

A diferencia de las grasas saturadas presentes en el chorizo, el cual se compone por un 40% de grasas y un 12% de saturadas, el calabizo contiene aquellas poliinsaturadas y monoinsaturadas que son más saludables para el corazón. Esto lo convierte en una alternativa vegetal de lo más conveniente para problemas de colesterol, obesidad y cardiovasculares.

Para concluir con los beneficios nutricionales de este nuevo embutido, hacemos una mención importante a la inexistencia de las toxinas que suelen haber en los alimentos cárnicos. Estos elementos nocivos para nuestro organismo son causantes de la acumulación de sustancias perjudiciales para nuestra salud: el ácido úrico y el amoníaco.

¿Cómo hacer chorizo vegano casero?

Pues bien, vayamos a lo que más nos interesa saber: ¿podemos hacerlo en casa?. Por supuesto, como ya sabéis, en todos mis artículos dedico una parte a la preparación de estos nuevos alimentos que sirven de opción vegana a todos aquellos que echan de menos el sabor original de aquellas recetas que sí que contienen carne.

Ingredientes:

  • 5 kg de calabazas
  • 1 nabo
  • 10 grs de pimentón de la vera
  • 7 grs de sal
  • 1 grs de pimentón picante
  • 1 cucharadita de orégano
  • 2 cucharadas de humo
  • 1 cebolla grande
  • 2 dientes de ajo
  • Aceite de oliva (depende de la textura que quieras conseguir)

Elaboración:

  1. Antes que nada, hay que lavar bien la calabaza y el nabo.
  2. Cortamos la calabaza en cuatro trozos y retiramos las pepitas.
  3. Introducimos los trozos en el horno 45 minutos a 180º y con la piel hacia arriba para facilitar la retirada de su carne.
  4. Sacamos la calabaza y la dejamos enfriar para extraer su interior con una cuchara. Limpiamos de nuevo su carne y la batimos.
  5. Cortamos la cebolla, el nabo y el ajo en dados pequeños. Los pasamos por la sartén para pochar la cebolla.
  6. Añadimos a la masa de calabaza el sofrito de cebolla, nabo y ajo y batimos de nuevo.
  7. Dividimos la masa en tres partes. Las envolvemos en gazas o papeles porosos y las colgamos para que se vaya escurriendo el agua, hasta que quede poco en su interior. Esperamos 24 horas.
  8. Retiramos los envoltorios y pasamos la masa a un recipiente en el que añadimos las especias. Removemos bien la mezcla y las embutimos en tripa vegetal.
  9. Dejamos secar el chorizo vegano durante 30 días. En caso de moho en las tripas vegetales, metemos las manos en agua con sal y acariciamos suavemente el embutido para recubrir la superficie. Dejamos secar en un lugar sin luz para evitar la presencia de hongos.
  10. Tras 20 días de secado, lo palpamos y valoramos si está en el punto correcto de dureza. Es normal que su  tamaño se vea reducido durante el proceso de curado.

Espero que os haya gustado este artículo en el que vemos cómo la alternativa vegetal está presente en cada vez más alimentos cárnicos, por mucho que os cueste creer. Ya lo veníamos avisando cuando os hablamos de la morcilla vegana o del archiconocido veggie pollo. Esto es un punto a favor y un paso gigante en la evolución de la sociedad hacia la renuncia total a consumir alimentos y productos hechos con carne o intervención animal.

Si eres amante de la comida de origen vegetal o te gusta experimentar nevos sabores, te invito a que conozcas mis delicatessen veganas. Tienes un sinfín de opciones con las que deleitar tu paladar. ¡Nos vemos en el próximo artículo!

Cupón 15% de descuento para tu primera compra
bienvenida15

Cupón valido para 1 compra en la tienda online, valido hasta 31/12/2022